Sabemos que estas tierras están habitadas desde hace 4.500 años. Los primeros testimonios de pobladores de estas tierras datan de la época megalítica, y así lo constatan algunas de la necrópolis existentes de esta etapa, la más importante de ellas es la conocida como “As Mamoiñas” situada en la Sierra de Mazaira y catalogada por F. López Cuevillas en el año 1926.

De la Edad de Bronce podemos encontrar en "Veiga de Sas” una roca con petróglifos en forma de cueva. Más cerca en el tiempo, en la Edad de Hierro, se desarrolla la cultura castreña. Castro Caldelas no no es ajero a este hecho y así podemos encontrar en nuestro territorio restos de distintos poblados de esta época: el Castro de Paradela, el Castriño da Cerca (Serra de Mazaira), el  Outeiro da Torre y, posiblemente, el propio barrio de Cima da Vila.

Estes poblados fueron romanizados entre el año 137 a.c. y el 19 a.c., siendo muy numerosa la presencia romana a partir de estes años, ya que por este ayuntamiento  pasa al XVIII vía del itinerario de Antonino, también conocida como Vía Nova, que une Braga y Astorga. Parece que en la aldea del Burgo estaría la Mansio Praesidium, lugar de hospedaje para los viajeros.

A comienzos del siglo V los pueblos germánicos se hicieron con el poder en Galicia: primero los Suevos y a finales del siglo VI los Visigodos. Fue en esta época de cambio cuando se produjo la cristianización y la proliferación de Monasterios de la Ribera Sacra.

En Castro Caldelas se construyeron dos monasterios: el de San Xoán de Camba , del que ya hay de 963, y San Paio de Abeleda , que aunque pudo ser fundado en el siglo  X, es en 1127 el primer dato que tenemos de el.

La Edad Media gira en torno a estos dos monasterios, y  como non, al castillo de la Villa. Va a ser un período de grandes miserias e importantes revueltas del pueblo contra la nobleza. Aún así y todo es,  posiblemente, esta la época de mayor  importancia en la  historia de estas tierras. En el año 1228 el Rey Afonso IX otorga privilegios a las gentes de esta villa en el conocido como  Foro do Bonoburgo de Caldelas. Este texto tiene una doble importancia: por una banda refleja el poder que tenía la villa, que de esta manera no tenía que depender de ningún señor feudal; por outro lado es el documento mas antiguo escrito en gallego que se conoce.

En la Edad Moderna es señalable el pleito que enfrentó a los vecinos de la jurisdicción de Caldelas con los Condes de Lemos, sus señores, y que se dilató desde 1523 hasta 1545. El pleito estuvo motivado por las constantes cargas, tributos e impuestos que los Condes de Lemos impusieron al pueblo de Caldelas para financiar las construciones que estaban haciendo en la villa. Aunque la sentencia de 1534 era favorable a los vecinos en la mayoría de sus pretensiones, los Condes se sirvieron de argucias para dilatar el cumplimiento de la orden.

En la Edad Contemporánea, laa comarca va a  estar sometida al poder de los franceses (de 1808 a 1814) siendo estes los culpables de un gran incendio sufrido en el castillo de Castro Caldelas, que da imagen a nuestro escudo. Este hecho fue una represalia a un ataque organizado por los vecinos en el 1809 a un regimiento Francés destacado en la villa y que le ocasionaron muchas bajas. Como dijimos el General Louisson incendió la villa, quemando con ella todos los archivos, muy importantes para  entender la historia de esta comarca.

En este siglo sucedieron también las Guerras Carlistas, aunque la influencia de estas en nuestra historia fue mucho menor. Esta fue la época de la desamortización, aunque a diferencia de otros territorios del Estado, en Galicia practicamente no tuvo influencia, solo supuso un cambio de titularidad en las rentas, siguiendo con el sistema foral.

Copyright